Restauran elementos interiores de una iglesia con impresión 3D

La fabricación aditiva está en todas partes, incluso donde menos te lo esperas: en Altmühldorf, Alemania, existe un retablo impreso en 3D en la iglesia del pueblo. Oliver Tessin y los artistas Corbinian Böhm y Michael Gruberen, en colaboración con el servicio alemán de impresión 3D FIT AG, diseñaron la estructura dorada que abarca 8 metros de alto y 2.5 metros de ancho; un buen ejemplo de optimización topológica. Es una reminiscencia de un panal donde todas las ramas están meticulosamente anidadas.

Toda la fase de modelado 3D que precede a la etapa de impresión permite al usuario jugar con las formas, el material y verificar si su diseño está optimizado para la fabricación aditiva. A menudo, el modelo 3D se imagina con la menor cantidad de material posible para reducir los costes y el postprocesamiento. La optimización topológica nos permite hacer esto y llega a eliminar el material que no posee los soportes: por lo tanto, el peso final de la pieza se reduce, su coste también. Esta es una ventaja clave al diseñar una pieza de este tamaño: a menudo está cargada de impresionantes detalles. Sin embargo, la fabricación aditiva no es el primer método de producción que nos viene a la mente cuando se trata de restaurar una iglesia. Los equipos detrás del proyecto tuvieron que demostrar a la ciudad que las tecnologías 3D eran un método viable.

El retablo impreso en 3D | Créditos: Studio Tessin

Más info: https://www.3dnatives.com/es/impresion-3d-para-restauracion-de-iglesia-090320202/

No hay comentarios

Leave a reply

error: ¡El contenido está protegido!